Noticias

 

Tras la época estival, el Centro de Interpretación de arte rupestre, Kobenkoba retoma su  horario de invierno de atención al público. A partir del 1 de octubre abre sus puertas de martes a viernes de 10:30 a 14:30 del mediodía permaneciendo los lunes cerrado por descanso. Los fines de semana el horario de apertura se amplía y permanece abierto de 10:30 a 14:30 por las mañanas y de 15:30 a 17:30 por las tardes. De esta forma, los y las visitantes podrán acercarse a Kobenkoba también por las tardes y durante el fin de semana ya que es uno de los horarios más concurridos por quienes deciden acercarse al valle de Karrantza a disfrutar de este Centro de Interpretación del Paleolítico.
El balance de estos meses de verano ha sido positivo a pesar de la crisis aunque fuentes de Kobenkoba afirman que sí se ha notado un pequeño bajón de visitas respecto a otros meses del año. Sin embargo, los talleres infantiles organizados a lo largo de julio y agosto han sido un gran reclamo para los y las turistas con niños y niñas y en definitiva, para las familias y grupos que han acudido a visitar este lugar. Estos talleres centrados en la pintura y la aerografía han resultado ser un gran éxito entre el público infantil y se ha convertido en la gran novedad de este verano.Kobenkoba, se perfila durante estos últimos meses como la nueva propuesta turística del municipio encartado ya que este Centro de Interpretación de arte rupestre abrió sus puertas por primera vez en diciembre de 2009. A lo largo de su andadura ha albergado en su interior diferentes actividades culturales y de ocio como las ginkanas de Semana Santa que tuvieron también una muy buena acogida entre los y las participantes.Kobenkoba se encuentra situado a caballo entre los municipios de Karrantza y Lanestosa y ofrece a sus visitantes la posibilidad de volver hacia atrás en el tiempo descubriendo la era del Paleolítico y su estilo de vida. Se trata del único Centro de Interpretación de arte rupestre de toda Europa ubicado dentro de una cueva formada naturalmente por lo que su principal vista antes de entrar en el centro es ya digno de ver.
Durante la visita podemos conocer la labor que desempeñaban los homo sapiens, cómo vivían y cazaban o el motivo de sus interpretaciones artísticas. Su interior alberga una zona para las herramientas, otra de animales o el taller del artista Es una manera didáctica y amena de descubrir a través de los cinco sentidos las condiciones de vida de nuestros antepasados pero con la peculiaridad y el objetivo de ser capaces de imaginar a los homo sapiens en cualquiera de esas actividades cotidianas de sus vidas.
En definitiva, Kobenkoba pretende ofrecer una forma diferente, lúdica y entretenida de conocer el arte rupestre y la era del Paleolítico dentro de la cueva de Los Judíos, situada en el valle de Karrantza convirtiéndose en uno de los planes más atractivos para este otoño en la comarca de Enkarterri.