Noticias

 

Pozalagua ha recibido más de 700 visitas durante el primer fin de semana posterior a la reapertura de la cueva en Karrantza tras las obras de remodelación que obligaron a cerrar la cueva el pasado mes de octubre.

Con una imagen nueva y estrenando una iluminación adecuada a las condiciones ecológicas, la cueva ha recibido un total de 709 nuevas visitas concentradas entre el viernes 19, sábado y domingo.

Aprovechando la Festividad de San José un total de 330 personas visitaron la cueva el pasado viernes concentrándose la mayoría durante la mañana y teniendo que esperar incluso colas para acceder a la cueva.

La jornada del sábado también fue todo un éxito ya que se acercaron a Karrantza 261 personas para comprobar su nueva iluminación. El domingo en cambio, fue un día más flojo pero aún así tuvieron la visita de 118 turistas que llegaron desde diferentes puntos de Euskadi pero sobre todo, de Bizkaia.

Para los responsables de la cueva de Pozalagua el balance es muy positivo ya que más de 700 personas han aprovechado el pasado puente festivo para acercarse hasta el valle de Karrantza y disfrutar de la nueva iluminación de la cueva de Pozalagua.

La mayoría de los y las visitantes han sido familias y padres y madres con niños y niñas aunque también se ha observado la presencia de grupos de todo tipo en la cueva.

La mayor concentración de turistas se produjo el viernes a primera hora de la mañana y el sábado y domingo las personas fueron llegando a lo largo del día.

La cueva de Pozalagua está situada en la parte más occidental de Karrantza Harana, la Peña Ranero y dentro del Parque Natural de Armañón. Destacan por sus enormes cavidades y, de manera especial, por sus estalactitas excéntricas, en forma de flor. Se deben a un curioso proceso que ha afectado a la dolomía [CaMg(CO3)2], lo que las ha convertido en esa maravilla que pueden contemplar los visitantes. La abundancia de estalactitas excéntricas y estalagmitas en la famosa galería principal, conocida con el nombre de Versalles por las riquezas de su interior, la convierten en una cueva única en el mundo.

La actuación llevada a cabo durante estos últimos meses evitará las alteraciones de las condiciones ecológicas del interior de la cavidad por lo que la sustitución de las fuentes halógenas por Leds, y las posibilidades de controlar longitudes de onda, tiempos, intensidad y secuencia de la iluminación supone la opción más adecuada para compatibilizar el uso público y el mantenimiento de las condiciones ecológicas del interior de la cueva.

Tras varios meses de remodelación Pozalagua está de nuevo abierta al público en horario de martes a viernes de 11:00 a 17:00 siendo la última visita guiada a las 16:00 y los fines de semana y festivos de 11:00 a 19:00 ofertando su última visita a las 18:00. El próximo mes de junio Pozalagua permanecerá abierta en horario de verano todos los días excepto el lunes de 11:00 a 19:00.