Noticias

 

La Fundación Hospital – Asilo Nuestra Señora de los Desamparados del Valle de Karrantza conocida como la Residencia de Ancianos de Karrantza, cumple durante este mes de octubre 130 años. Actualmente está considerada todo un referente en Enkarterri a nivel de creación de empleo femenino, ya que el Patronato de la Fundación tiene contratadas a 30 personas, en su mayoría mujeres (29) de Karrantza para prestar una atención integral a los y las mayores. El centro que conserva en su interior parte de su estructura de antaño se ha reformado en los últimos 4 años modernizando gran parte de sus instalaciones gracias a las aportaciones de la Diputación Foral de Bizkaia, de la BBK y del Gobierno Vasco. Además, la Residencia presta servicios de estancias temporales y permanentes a personas válidas y asistidas con una capacidad de 58 plazas residenciales que pronto se ampliarán a 66.

Su entorno natural en plena naturaleza en el Valle de Karrantza, la convierten en un lugar idóneo para que las personas mayores puedan disfrutar con bienestar del día a día.
El nacimiento de este importante centro asistencial nos lleva 145 años atrás cuando un vecino de Sopuerta, D. Eulogio de la Torre y de las Casas legaba en su testamento todos sus bienes para obras de beneficencia a realizar en cualquiera de los municipios encartados de Sopuerta, Balmaseda o Karrantza. Y así fue como años después sus herederos decidieron fundar en 1880 un Hospital Asilo en ésta última localidad por ser la más aislada y más necesitada en aquel momento. De esa forma la actual Residencia de Karrantza se convirtió en un lugar de acogida para niños y niñas huérfanas, madres solteras, ancianos y ancianas sin recursos ni familia, transeúntes y personas enfermas. Este lugar sirvió también de hospital médico y escuela para quienes en aquella época no tenían un centro cerca o no podían recibir la enseñanza básica. Hoy en día y desde la década de los 70, la Residencia se ha centrado en la asistencia integral a personas mayores dedicando todos sus recursos tanto materiales como humanos a prestar sus servicios a los ancianos y ancianas convirtiéndose en todo un referente en el territorio histórico de Bizkaia desde que adoptara el nombre de “Residencia de Ancianos de Karrantza” en 1972.

La Fundación Hospital – Asilo de Nuestra Señora de los Desamparados que como ya hemos dicho se creó en 1880 presta sus servicios “sin ánimo de lucro y es propiedad de todos los vecinos y vecinas de Karrantza”. Su larga trayectoria, ayudando a los más necesitados durante más de 125 años le valieron en el año 2004 el premio “Utopía” que entrega todos los años la Diputación Foral de Bizkaia.

 

El Patronato consta de una junta general formada por cerca de 40 personas procedentes en su mayoría del Valle de Karrantza y una junta directiva compuesta por 6 patronos que desarrollan todos sus trabajos y funciones con carácter de “voluntariado”.
La Fundación hace ya tiempo que no recibe donaciones de particulares para su sustento pero desde hace unos años el Ayuntamiento del Valle de Karrantza y el Banco de Alimentos de Bizkaia le conceden pequeñas ayudas para gastos de conservación, mantenimiento, compra de víveres, etc.

Desde 1885 y hasta el año 2005 el centro ha estado dirigido por 3 comunidades religiosas, las Siervas de Jesús hasta 1908, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl hasta 1968 y las Hijas de la Cruz desde 1972 hasta 2005.

 


Actualmente la Residencia dispone de varios edificios con modernas instalaciones diseñados para satisfacer el confort de los ancianos y ancianas gracias también a los espacios exteriores ya que cuentan con más de 10.000 metros cuadrados de jardines
privados.

La Residencia se ubica en el barrio de Soscaño en un entorno natural privilegiado y muy cercano a todo tipo de servicios básicos del municipio. Dispone de habitaciones individuales y dobles y gran variedad de posibilidades para garantizar la calidad de vida
de los y las residentes, tales como servicio de enfermería, de fisioterapia y rehabilitación, animación socio-cultural, cocina propia con menús individualizados, gimnasio, salas de lectura y biblioteca, sala de televisión o incluso tienen la opción de asistir a la eucaristía por las tardes en la capilla privada que tiene el propio centro. Al tratarse de un centro interactivo y abierto con su entorno, el horario de visitas se amplía a todos los días de la semana, durante la mañana y la tarde. Después de 130 años de historia la Residencia de Ancianos de Karrantza continúa siendo una Fundación sin ánimo de lucro que no busca beneficios sino mejorar sus servicios e instalaciones por lo que las tarifas mensuales son muy asequibles permitiendo que las personas mayores que quieran acceder a la Residencia tengan la oportunidad de vivir en un lugar privilegiado de Bizkaia por un módico precio.