Noticias

 

El Ayuntamiento de Karrantza comienza este año con el objetivo de afrontar la crisis invirtiendo dinero público en la reforma y la rehabilitación de infraestructuras municipales que pueden dar servicio a los diferentes núcleos de El Valle.
A finales del pasado mes de enero, el Consistorio decidió dedicar los cerca de 300.000 euros del Plan Estatal de Inversión Local a cuatro proyectos concretos de reforma y rehabilitación de inmuebles a lo largo del municipio.
El primero de los proyectos de reformas de inmuebles que se van a acometer este año es el referido al frontón del Colegio Concha y contempla la ejecución de la segunda fase de la reparación de diversas deficiencias técnicas detectadas en el frontón ubicado en el interior del mencionado colegio.
Se trata de un frontón cubierto, construido en hormigón en tres de sus lados y quedando abierto uno de sus lados longitudinales. Las deficiencias técnicas que presenta son debidas tanto al desgaste por la utilización del mismo, como a la propia degradación de los diferentes elementos constructivos, dada la antigüedad de los mismos y detectadas una vez acometida la primera fase de la obra.
Estos problemas provocan problemas cotidianos como que entre el agua en la zona de juego por uno de los laterales, que exista riesgo de que las pelotas impacten contra los cristales del edificio del colegio y que las mismas se queden enganchadas en uno de los muros. Otras cinco personas trabajarán en la ejecución de este proyecto que tiene un presupuesto de casi 58.000 euros.
El Ayuntamiento de Karrantza Harana cuenta, entre sus haberes patrimoniales, con una serie de edificios entre los que se encuentran los que antiguamente se destinaban a escuelas en los núcleos más alejados o dispersos del municipio, y que con el paso de los años han ido cayendo en desuso.
El objetivo de este proyecto es dar utilidad a dichos edificios, que redunden en la mejora de la calidad de vida de los vecinos de esas poblaciones a través de su recuperación con la realización de obras de reforma y adecuación, para su posterior uso como locales sociales y culturales de barrio.
Estas dependencias permitirán a los habitantes de esta zona reunirse y organizar actividades que, de otro modo, sería imposible realizar o precisaría del desplazamiento obligado a varios kilómetros de distancia, lo cual no sería factible en muchas ocasiones para un importante número de estas personas, que no disponen de vehículo o tienen dificultades para moverse por sí mismas (personas mayores, menores).


Local multiusos
En este sentido, se pretende reformar el edificio para dotarle de la finalidad de local multiusos de carácter sociocultural, donde poder realizar actividades diversas. En uno de los proyectos se pretenden realizar las obras de sustitución de la cubierta y algunas ventanas de las Escuelas de La Calera del Prado y en el otro se realizarán las obras de reforma de la cubierta y el balcón de las Escuelas de La Tejera.
De los cuatro proyectos seleccionados, el único que no se refiere a la reforma de infraestructuras es el destinado a la sustitución de la tubería de conducción de agua al barrio de Soscaño debido a su antigüedad.
Esta obra evitará las pérdidas de agua que se producen durante el recorrido debido a su estado produciéndose un notable ahorro de agua y la mejora de la presión en todo el barrio.
Este proyecto pretende ocupar a un total de cinco personas y el presupuesto inicialmente dedicado al mismo es de casi 77.000 euros.
Fuente: Deia