Noticias

 

La amplia oferta turística del valle de Karrantza ha permitido que durante esta Semana Santa el número de personas que se han acercado a la localidad encartada haya sido mayor que en la Semana Santa de 2009.

Sin duda alguna el principal reclamo turístico sigue siendo la Cueva de Pozalagua en Ranero con un total de 2.625 visitas en tan sólo los días festivos.

A pesar de que durante la Semana de Pascua la cueva no ha estado abierta al público, este último fin de semana, el 10 y 11 de abril, Pozalagua ha recibo 343 visitas. Mientras, el mayor número de visitas durante los días festivos se produjo el día de Viernes Santo con 868 visitas seguido de Jueves Santo con 657. El sábado 407 personas se acercaron a Pozalagua, el domingo 419 y el lunes el número fue menor puesto que era el último día festivo pero aún así la cueva tuvo 274 visitas.
 
El balance es más que positivo ya que Pozalagua ha permanecido cerrada al público varios meses para modificar el sistema de iluminación de la cueva.
Desde finales de marzo se puede apreciar la nueva iluminación adecuada a las condiciones ecológicas evitando las posibles alteraciones del interior de la cavidad. La sustitución de las fuentes halógenas por Leds y las posibilidades de controlar longitudes de onda, tiempos, intensidad y secuencia de la iluminación ha supuesto la opción más adecuada para compatibilizar el uso público y el mantenimiento de las condiciones ecológicas de Pozalagua. Esta nueva cara de Pozalagua la ha convertido en un destino idóneo para familias y personas sobre todo, con niños y niñas esta Semana Santa.

Algo parecido ha ocurrido con el Centro de Interpretación de Arte Rupestre Kobenkoba que ha recibido un total de 365 personas durante toda la Semana Santa. A lo largo de los días festivos se acercaron a Kobenkoba 305 personas de las cuales 77 eran niños y niñas. El resto se acercó durante la Semana de Pascua excepto el martes que cerró sus puertas por descanso.

Atraídos por este nuevo Centro y su particularidad de estar ubicado en una cueva de formación natural los y las visitantes disfrutaron de la Ginkana organizada para estas jornadas y que posteriormente se amplió durante todas las vacaciones. El público en general pertenecía al territorio histórico de Bizkaia y los alrededores del municipio de Karrantza aunque recibieron la visita de muchas personas de Araba, Gipuzkoa e incluso Cantabria.

Al igual que Pozalagua, Kobenkoa fue un reclamo para todo tipo de familias con hijos e hijas que acudieron atraídos por la Ginkana que fue un gran éxito.
Casi el 100 % de las personas que se acercaron a la Cueva de los Judíos realizaron esta Ginkana que consideraron divertida y sobre todo didáctica para los más pequeños. La actividad ofrecía a cada participante diferentes fichas con preguntas que debían responder mientras recorrían todas las salas del Centro de Interpretación del Paleolítico como la zona de las herramientas, la de los cavernarios, la pinacoteca o el campamento paleolítico.
De esta forma, se conocía mejor la forma y el estilo de vida de quienes vivieron en el Paleolítico.

Por si fuera poco, el parque temático Karpin Abentura continúa siendo otro de los puntos de interés turístico del valle de Karrantza que ha tenido un gran número de visitas durante esta Semana Santa.

Prueba de todo ello es también el gran número de visitas a la Oficina de Turismo de Karrantza durante todas las vacaciones ya que aunque en la Semana de Pascua el número disminuyó, durante los días festivos cerca de 600 personas visitaron la Oficina de turismo en busca de información sobre los principales puntos turísticos del municipio encartado.