Noticias

 

El Ayuntamiento de Karrantza, en sesión plenaria celebrada el jueves día 20 de noviembre, trató y aprobó diversas cuestiones:

Recogida de plásticos. El servicio dependiente del Dpto de Montes y Ganadería de Diputación que recoge los plásticos de las bolas de hierba de las explotaciones ganaderas, está causando mucho malestar entre los profesionales del sector y la ciudadanía de Karrantza en general. Las recogidas de los plásticos se realizan cada dos meses, en vez de hacerse mensualmente como en un principio, los contenedores se llenan, los plásticos se tienen que dejar en el suelo, generando inconvenientes no solo a los ganaderos sino a los propios responsables de la recogida, el viento los dispersa, y la situación generada es insostenible.

Han sido numerosas las ocasiones en las que este Ayuntamiento se ha puesto en contacto con la empresa y con Enkarterrialde como coordinador de la recogida, para requerir una mejora en el servicio, e incluso se remitió un escrito a la Diputada Foral de Agricultura y Ganadería para que se ofreciera un servicio acorde a las necesidades reales de los ganaderos, sin que hasta la fecha se hay recibido respuesta alguna en ningún sentido.

Por ello, el Pleno de esta Corporación, aprueba, por unanimidad, la siguiente moción:

  • Solicitar al Departamento de Agricultura y Ganadería de la Diputación Foral de Bizkaia que haga el esfuerzo necesario para ofrecer un servicio de recogida de plásticos acorde a las necesidades que se generan por la actividad ganadera de Karrantza.

Cueva de Pozalagua. Dentro de las diversas actuaciones que desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha para mejorar el servicio de atención al público en la Cueva de Pozalagua, los visitantes pueden ahora disfrutar des sistema de wifi gratuito que se ha instalado. Además, se ha aprobado una nueva tarifa destinada a las familias numerosas, que se beneficiarán de un interesante descuento en su visita a Pozalagua.

Mercadillo. Todos los sábados del año, se realiza un mercadillo en la plaza de Rebollar de Concha. La difícil situación económica y la baja densidad de población del municipio, hace que los vendedores ambulantes se planteen su continuidad en el mismo, ya que las ventas son escasas. Ante esa situación, y en aras a favorecer el mantenimiento de dicho mercadillo, el Ayuntamiento reducirá la tasa que deben pagar a prácticamente la mitad de lo que pagan en la actualidad, favoreciendo así la supervivencia del mismo.