Noticias

 

El municipio de Karrantza cuenta con un punto blanco en una de las zonas más céntricas de Zalla para que los vecinos y vecinas de la localidad encartada puedan depositar aquellos pequeños electrodomésticos y aparatos electrónicos inservibles o en desuso. La Oficina 21 comarcal para el Desarrollo Sostenible de Las Encartaciones gestionada por Enkarterrialde y de la que forma parte el Ayuntamiento de Karrantza, ha puesto en marcha este servicio de recogida para reciclar todo este tipo de aparatos con el fin de contribuir al medio ambiente y seguir trabajando por el desarrollo sostenible en Enkarterri.

El nuevo punto blanco, que ofrece a toda la ciudadanía un nuevo contenedor para reciclar todos esos aparatos estropeados, está ubicado en la sede de la Oficina 21 comarcal situada en la plaza Euskadi, uno de los lugares más céntricos del municipio de Zalla. Para depositar todo lo que ya no nos sirve y nos ocupa espacio en nuestro hogar tenemos que acudir a esta nueva sede los miércoles en horario de 11:00 a 13:30 de la mañana. Todos los vecinos y vecinas de Karrantza pueden a partir de ahora acudir al municipio cercano de Zalla para depositar estos aparatos sin necesidad de desplazarse a un Garbigune.

De esta forma, se facilita el reciclaje y se dispone de un contenedor cercano a las viviendas y a los sitios de ocio ubicado en pleno centro neurálgico de Zalla.

Este novedoso punto blanco que corrobora una vez más la apuesta de los municipios encartados por trabajar a favor del desarrollo sostenible, ha sido instalado en la localidad de Zalla por ser un punto bastante céntrico respecto a los demás municipios que forman parte de la Oficina 21 comarcal (Artzentales, Galdames, Gordexola, Karrantza, Turtzioz, Sopuerta y Zalla) por lo que los vecinos y vecinas de Karrantza pueden acercarse todos los miércoles como usuarios y usuarias de este servicio.

En este contenedor blanco tienen cabida todo tipo de electrodomésticos y aparatos electrónicos estropeados, en desuso o antiguos como pueden ser microondas, tostadoras, cafeteras, aspiradoras, máquinas de coser, planchas, ventiladores, radios, cadenas de música, videos, videocámaras, calefactores, ventiladores, impresoras, escáneres, teclados, fax, teléfonos móviles e inalámbricos, taladradoras, consolas e incluso ordenadores portátiles.

Todos estos aparatos están muy presentes en la mayor parte de nuestras actividades profesionales, domésticas y de tiempo libre y aunque su objetivo principal es mejorar la calidad de vida, los residuos que generan pueden convertirse en una importante carga ambiental para la sociedad si su gestión no es la adecuada. Actualmente, cada persona europea produce alrededor de 20-25 kg al año y por ejemplo, en 2004, la cantidad recuperada fue de 1-2 kg por persona.

Los aparatos eléctricos y electrónicos se identifican con un símbolo que muestra un contenedor tachado y que indica la recogida selectiva de dicho aparato una vez finalizada su utilidad, lo que recuerda al usuario o usuaria que cuando nos deshagamos de él debemos depositarlo en el punto blanco y nunca en los contenedores de basura no autorizados.

Con esta nueva iniciativa de la Oficina 21 comarcal en la que participa el Ayuntamiento de Karrantza, se pone de manifiesto una vez más la necesidad, el interés y el impulso que se está dando a la mejora del medio ambiente y por lo tanto, de la calidad de vida de los vecinos y vecinas de Karrantza y de Enkarterri. El consistorio encartado apuesta por esta nueva iniciativa, por esta Oficina 21 que trabaja ya desde su sede en la localidad de Zalla, y te invita como vecino y vecina de Karrantza a utilizar este nuevo punto blanco.

Hasta el Parlamento Europeo

La preocupación por el cuidado del medio ambiente se ha extendido también al Parlamento Europeo puesto que la Eurocámara aprobó con 580 votos a favor, 37 en contra y 22 abstenciones una serie de normas de la Comisión Europea que no se actualizaban desde 2003 en las que proponen importantes objetivos para mejorar la tarea de gestión de los residuos eléctricos y electrónicos.

Las propuestas se han centrado en innovadores objetivos de recogida, reciclaje y reutilización así como otro tipo de medidas enfocadas a la reducción de la carga administrativa de las diversas empresas. El Parlamento Europeo ha pedido que los Estados miembros recojan en el año 2016 un 85% de residuos como mínimo, generados en su tierra. Además, los países integradores de la Unión Europea tendrán que recoger también en el año 2012 un mínimo de 4 kilos de residuos por persona o, si se representa mayor cantidad, el peso de residuos recogidos en el año 2010.

Con todo ello, se quiere concienciar a la ciudadanía del beneficio del reciclaje para la salud y el medio ambiente y la importancia de la recogida de estos aparatos para ayudar a recuperar materiales que pueden reutilizarse posteriormente.

Para más información visita nuestro facebook: ENKARTERRI Al o nuestra web www.al21.biz